Noticias Quiénes Somos
SENDA y Caja Los Andes impulsan estrategia preventiva en empresas. Convenio suscrito en el marco de la Segunda Cumbre de Adicciones “Chile Previene en el Trabajo”, realizada en la Región de O’Higgins, permitirá llevar a cabo iniciativas conjuntas a lo largo del país, mediante seminarios y acceso a programas preventivos.
Más del 5% de la población laboralmente activa presenta consumo problemático de alcohol o ha consumido drogas ilícitas en el último año. Para abordar esta realidad, el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA) y la Caja de Compensación Los Andes, acordaron desarrollar una estrategia conjunta de prevención al interior de las empresas. 

El acuerdo fue suscrito por la directora del SENDA, Francisca Florenzano, y el gerente general de la Caja de Compensación Los Andes, Nelson Rojas, en el marco de la Segunda Cumbre de Adicciones "Chile Previene en el Trabajo", desarrollada en Machalí.

La iniciativa busca prevenir conductas de riesgo asociadas al uso de alcohol y otras drogas entre los trabajadores, e instalar una cultura preventiva en las empresas adherentes a la Caja de Compensación Los Andes en todo el país.

El convenio se firmó ante más de 140 directivos de 65 grandes y medianas empresas afiliadas  a al organismo privado en la Región de O’Higgins, quienes conocieron los beneficios de desarrollar políticas preventivas del consumo de alcohol  y conocer la oferta gratuita que SENDA pone a su disposición.

La directora del organismo gubernamental, Francisca Florenzano, destacó la importancia de desarrollar iniciativas preventivas al interior de las empresas, lo que se traduce en beneficios tanto para los trabajadores y sus familias, como en la calidad de vida laboral. “La experiencia y los números nos indican que el consumo de alcohol y otras drogas en espacios laborales es un tema relevante, al que hay que atender y buscar vías para abordarlo desde el punto de vista de la prevención, acceso a tratamiento e integración social”, afirmó Florenzano.

Según datos obtenidos del Noveno Estudio de Drogas en Población General 2010, el 6,5% de la población que al momento de ser encuestada estaba trabajando presentaba consumo abusivo de alcohol, mientras que el uso de drogas ilícitas en el último año llegaba al 5,2%.  Por otra parte, 75% declaró no haber recibido en su trabajo información relacionada con la prevención, mientras que 73% no sabe de la existencia de algún programa de ayuda en sus empleos.

En tanto, el gerente general de la Caja de Compensación, Nelson Rojas, destacó que “a través de esta alianza queremos potenciar que las empresas afiliadas a Caja Los Andes creen una política organizacional para abordar las problemáticas del consumo de drogas y alcohol, desde la prevención y calidad de vida, al tratamiento e integración, así como el establecimiento de una normativa institucional. Además, y tal como se demostró el primer año de su implementación, el programa permite disminuir el ausentismo laboral, aumenta la productividad, y sobre todo, previene esta problemática dentro de las familias de cada trabajador”.