Volver a Blog

Subsidio Habitacional: qué hay que hacer para conseguirlo.

Categoría:Casa Propia

Los subsidios son ayudas económicas que da el Estado a quienes necesitan costear, construir o mejorar un inmueble o entorno. Existen muchos tipos, los cuales su solicitud dependen de las intenciones de cada persona:

 
  • Comprar una vivienda.

  • Arrendar una vivienda.

  • Construcción.

  • Mejora de vivienda y barrio.

  • Programa rural.






  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hay que considerar que cada tipo tiene una serie de programas. Estos dependen del ahorro previo, los ingresos y los objetivos que cada postulante quiere cumplir con el monto del subsidio.

 

Antes de postular, debes tener en cuenta qué requisitos debes cumplir. En general, todos te pedirán las siguientes condiciones:

 
  • Ser mayor de edad, con los 18 años ya cumplidos.

  • El interesado y su cónyuge no pueden ser ya propietarios de una casa, haber ya recibido un subsidio habitacional, postular de forma simultánea ni haber sido propietarios de una vivienda adquirida con esta ayuda estatal.

  • Debes tener una ficha de protección social.

  • Contar con una cuenta de ahorro con el monto mínimo que pide cada tipo de subsidio y su programa (se recomienda tener más dinero ahorrado que el que se pide, ya que durante el proceso pueden surgir pequeños trámites que conllevan un gasto monetario).

  • Tener un crédito hipotecario pre aprobado (solo es obligatorio para Título 1 tramo 2 y Título 2). Si el ahorro es sobre las 200 UF Y 400 UF, respectivamente, no es necesario un crédito.






  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Pasos a seguir

Primero, tienes que conocer las fechas claves de este proceso. Normalmente son dos llamados anuales para la postulación a la ayuda para la casa propia (son publicados con anterioridad a la fecha de inicio de la licitación).

Las inscripciones pueden ser de forma online -por la página del Ministerio de Vivienda y Urbanismo-, o de forma presencial en las oficinas del SERVIU (tienes que agendar una hora por teléfono).

 

Una vez hecho el trámite, solo se debe esperar a la notificación de adjudicación o denegación del subsidio.

Si te otorgaron el subsidio, ¡felicidades! ya estás más cerca de tu casa propia.

Ahora solo faltan los trámites comunes en la compra de una casa (eso depende de la institución con la que tomaste el crédito o de la persona con quien haces la transacción), lo cual no debiese demorar más de lo normal.

 

Sin embargo, recuerda siempre que un subsidio solo es un aporte a la compra de una casa, pues el dinero otorgado es solo una parte del gasto total. Además, entre más ahorro tienes, menor será el dividendo que deberás pagar o podrás hacerlo en una menor cantidad de años.

Las Cajas de Compensación son fiscalizadas por la Superintendencia de Seguridad Social (www.suseso.cl)