Trabajadores

Nuestro sitio privado empresas presenta intermitencia en su servicio. Estamos trabajando para solucionarlo. Agradecemos su comprensión.

A los niños les encanta aprender cosas nuevas, y también son mucho más rápidos que los adultos para hacerlo. En este sentido, es vital entregarles enseñanzas que les ayuden a tomar buenas decisiones en el futuro y que generen relaciones positivas con temas complejos como, por ejemplo, con el dinero.

Valor adicional
Valor adicional
El dinero no es ilimitado y tampoco crece en los árboles. Si a tu hijo le explicas que, a través de trabajo y esfuerzo, logras obtener cierto ingreso cada mes, es un buen comienzo para que logre entender cómo funcionan las finanzas. De esta forma, aprenderá a cuidarlo y podrá darle un valor adicional.
 
Aprendiendo a ahorrar
Si tu hijo ya aprendió el valor del dinero, puedes comenzar a enseñarle uno de los pasos más importantes: el ahorro. Explícale que si logra guardar el dinero que consigue, con el tiempo podrá conseguir algo que él desee. Por ejemplo: un juguete o un dulce.

Si lo acompañas en el proceso será mucho más fácil y divertido para él. Juntos pueden crear calendarios, métodos y organizar el tiempo que le tomará conseguir su meta.
Celebra lo positivo
Celebra lo positivo
El dinero no es algo malo y las deudas tampoco. Saber manejar tus ingresos tomando decisiones informadas y responsables pueden ayudarte a conseguir bienes y/o servicios necesarios en tu vida.

Es importante que tu hijo entienda que, si aprende a manejar su dinero, puede lograr grandes cosas. Por eso, puedes acompañar su acción de ahorro y celebrar con él cada logro que obtenga; esto puede provocar una estimulación significativa en su proceso de educación financiera.